La alianza entre la industria 4.0 y Blockchain: El modelo de negocio del futuro

Vives conectado, el futuro ya ha llegado a tu día a día y a tus manos, pero tu empresa aún no ha llegado al modelo de negocio del futuro.

La Industria 4.0 supone pensar en un proceso productivo totalmente conectado de manera digital. Este nuevo entorno digitalizado es el que ya está haciendo cambiar los modelos de negocio actuales, algo que tendrás que aceptar y sobre lo que debes actuar en tu empresa.

¿Cuál es la aportación que puede tener Blockchain en este tipo de industria? Nos permitiría llegar a ser una “Smart Factory”, donde, gracias a la tecnología Blockchain los propios sistemas de IoT pueden realizar de forma segura, autónoma y controlada un pedido de sus piezas de repuesto. Del mismo modo podrían también detectar un fallo en la cadena de suministro con antelación y optimizar los procesos productivos.

La utilización de Blockchain nos permite crear modelos de negocio más eficientes, flexibles y optimizados, basados además en la seguridad.

¿Una oportunidad para tu empresa?

Todo tu proceso de producción puede aportarte información útil, tanto para mejorar tu productividad como para llegar con un mejor impacto a tu consumidor final. El interés por conocer la trazabilidad de los productos en cada momento no deja de crecer.
Podemos obtener esos datos utilizando sensores IoT, y al mismo tiempo garantizar su verosimilitud y minimizar el fraude gracias al uso de Blockchain, donde los datos no pueden ser modificados ni eliminados.

En un entorno industrial, es relevante conocer cómo las piezas están operando o a qué condiciones se han expuesto para la toma de decisiones. En estos casos la fiabilidad aportada por Blockchain atiende a que no se pueden realizar cambios sin tener un consenso entre todas las partes implicadas.

Esto elimina la necesidad de que existan agentes certificadores externos y aumentará la confianza dentro de la empresa, permitiendo incluso establecer mecanismos de cooperación con otras fábricas.

Otros campos de aplicación podrían los “Smart Contracts”, que permiten coordinar logística y pagos sin necesidad de intermediarios. O el “Smart Metering” que a través de mediciones con sensores IoT conoce nuestros consumos de electricidad y puede garantizarlo mediante un certificado de eficiencia energético realizado con Blockchain.

Las transacciones de Blockchain permiten un mayor nivel de automatización, logrando reducir los costes, acelerar los procesos y dar como resultado una mayor flexibilidad al sistema.

Industria 4.0